Cómo colocar

Cómo colocar vinilo en pared

Lunares irregulares

En el siguiente artículo, vamos a hablar de cómo colocar un vinilo adhesivo en pared de forma sencilla y eficaz. Estos accesorios pueden adherirse a distintas superficies como pueden ser puertas o muebles. Los pasos para su instalación son muy similares, sin embargo, puede que, si es tu primera vez, andes un poco perdido antes de cogerle el truco.

Pero tranquilo, después de leernos, van a despejarse todas tus dudas. Podrás comprobar que es facilísimo y que, cuando lo hayas hecho más veces, lo realizarás de manera casi automática.

Lo que necesitas para colocar un vinilo en una pared es:

  • Lámina del vinilo cerrada y sin desenrollar
  • Cinta de carrocero
  • Tijeras
  • Cinta métrica u objeto para medir (no es obligatorio)

Vinilos decorativos para pared

Es realmente sencillo colocar un vinilo autoadhesivo en cualquier superficie. Lo primero que tienes que asegurarte, antes de nada, es el tamaño del lugar donde lo quieras colocar.

Si no encajase a la perfección, podrías tener que recurrir de tijeras para recortar la lámina antes de ponerte manos a la obra. Otro aspecto importante que debes tener en cuenta es que la zona donde va a instalarse debe estar limpia y despejada.

Medir el espacio es primordial. Probablemente, lo hayas hecho antes de adquirir el vinilo, pero nunca viene de más, hacerlo nuevamente cuando tienes todos los elementos.

En caso de necesitarlo, también es importante que sepas que, podrías utilizar algún tipo de marca para que te guiase por una línea recta y asegurarte la colocación exacta del accesorio. Puede suceder, sobre todo, con diseños muy grandes que se nos mueva levemente quedando torcido y que no nos demos cuenta. Por ello, ahí que tener esto en cuenta.

Una vez tenemos esto listo, ¡a colocar los vinilos decorativos en la pared!

cómo colocar vinilos en pared
Vinilo infantil You are so loved Nicolasito.es www.nicolasito.es

¿Cómo colocamos el vinilo?

Primero, tendrás que desenrollar el adhesivo en una superficie completamente lisa. Queremos que quede lo más recto posible, así que puedes utilizar un objeto secundario para aplanarlo.

A la hora de realizar esta última acción debe hacerse suavemente para no dañar el vinilo. Pero, al estar diseñado para este tipo de colocaciones, no será complicado conseguir que esté recto, haciéndonos la tarea más fácil.

Es importante que no lo abramos días antes de colocarlo, podría estropearse o coger polvo o doblarse. Por ello, mantenlo tal y como lo compraste hasta el momento que quieras colocarlo, donde lo podrás poner en el suelo para estirarlo tranquilamente antes de que luzca en una pared.

Si se trata de una impresión que contiene varias partes, por ejemplo, un cielo estrellado, puedes jugar con las tijeras y recortar los elementos más pequeños o que te apetezca separar. Los vinilos adhesivos no tienen por qué ser adheridos tal y como llegan. Son realmente versátiles y prácticos en este sentido.

vinilo adhesivo en pared

De hecho, lo más habitual, sobre todo, en el caso de los diseños más infantiles es que te encuentres con diferentes piezas que den rienda suelta a tu imaginación y te permitan jugar con el espacio que tienes en el cuarto, permitiéndote crear algo mucho más atractivo de lo que habías imaginado en un principio.

Una vez que lo tenemos separado, en el caso de necesitarlo, llega el momento de colocar las piezas resultantes (o la pieza resultante) en la pared. Es importante que esté recta y en el lugar exacto. Utiliza una cinta de carrocero para fijar el punto medio de la decoración. Tira hacia abajo desde esa mitad para que se mantenga antes de terminar el proceso.

Ahora llega el momento de despegar el adhesivo y conseguir que la impresión se queda fijada en la pared. Se debe empezar por los bordes superiores y, con mucho cuidado, llegar hasta la mitad.

Una vez, realizada esta última acción, tendrás que retirar la cinta de carrocero para poder despegar la parte inferior del mismo vinilo que todavía no ha sido adherido a la pared.

Es probable que, debido a las dimensiones, necesites la ayuda de otra persona en los últimos pasos del proceso para conseguir un trabajo de éxito. Quizás, así explicado parece algo complejo o que pueden doblarse con facilidad las puntas, pero, en cuanto te pongas manos a la obra verás que no es así.

Los vinilos para puertas de madera o ventanas e incluso el papel para forrar muebles que está compuesto del mismo material debe ser colocado de la misma manera y con el cuidado necesario, aunque estemos hablando de objetos más pequeños seguramente en estos últimos casos.

Vinilos para dormitorios

Los vinilos para pared en dormitorio suelen ser muy utilizados en los últimos años. Sobre todo, en los cuartos de los más pequeños, gracias a su originalidad, fácil colocación y precio.

Sin embargo, esto no quita que los adultos puedan disfrutar de diseños que hagan de sus espacios, unas habitaciones más acogedoras y con mayor personalidad.

Existen diseños para todos los gustos, más pequeños, monocromáticos, para decorar un techo completo. Siempre encontrarás un vinilo decorativo que pueda asemejarse a quien eres.

colocar un vinilo en una pared
Colocar un vinilo en una pared.

Este accesorio ha tenido muchísimo éxito en los últimos años, lo que le ha facilitado seguir produciendo nuevos modelos para conseguir una forma sencilla, cómoda y económica para decorar nuestras viviendas.

Coloca ya mismo tu vinilo: verás lo fácil que es

Siguiendo estos pasos y teniendo en cuenta las distintas indicaciones, verás lo sencillo que es colocar un vinilo adhesivo en una pared.

Tan solo necesitas la lámina, tijeras, cinta de carrocero y una regla o cualquier objeto que te permita medir en el caso de que fuese necesario para enderezar aún más la impresión y asegurarte que va a salir bien y sin ningún tipo de problemas.

Prestando mucha atención a detalles como posibles arrugas y yendo con paciencia y cuidado a la hora de desprender la pegatina, conseguirás que se quede fijado a la pared sin ningún tipo de problemas.

Además, estos mismos consejos son igualmente válidos para muebles o puertas, no importa el tamaño, ni la superficie, ¿cuándo vas a colocar ese vinilo que todavía tienes guardado desde que lo compraste?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *